_Ex futbolista sin pelotas_

 

 

Puedes tener varios negocios, incluso ganar mucho dinero…pero si no tienes una maldita mentalidad salvaje serás un barco sin luces en mitad de la noche.

Hago crecer negocios hablando de cosas que la gente piensa pero NO se atreve a decir.

Hacer crecer tú negocio ya es complicado como para perder tú dinero en conseguir reels virales, videos bonitos y seguidores que no te compran.

 

Y aquí lo menos importante es el dinero perdido (no invertido, PERDIDO). Lo más crítico es el tiempo que has dedicado a esto.

 

Ninguna de las acciones anteriores van a la cuenta de resultados. Ninguna genera más negocio. Son métricas vanidosas, nada más.

 

Tener una estrategia de acciones dirigidas exclusivamente a generar + negocio…es vital. Repito…vital.

 

Alguien que comunica buscando;

+likes

+videos virales

+seguidores

JAMAS se apuntará aquí abajo.

Apúntate solo si buscas generar más negocio con tu estrategia.

 

 

 

[et_bloom_inline optin_id=»optin_1″]

«»

 

 

Los grandes oradores, los mediocres, los que dicen sandeces, los gurús, los motivadores…todos ellos me querrán lanzar a una zanja y enterrarme vivo por decir lo que voy a decir.


Posiblemente hasta mi admiradísimo Huracán Dreyfus me querrá lanzar a una zanja.

Debes subirte encima de una tarima por tus santos cojones…y ya.


Subirte y decir, aquí están mi santos huevos gordos y quiero que los veáis desde ahí, en altura y desde abajo.

Lógicamente debes tener la necesidad de contarlo.

Yo no hablo en público por diversión, aunque me lo pase muy bien haciéndolo.


Lo hago por necesidad.


Necesito vomitar.

 

 

Necesito contar lo que soy de verdad, no el avatar que llevó + de 30 años sosteniendo.

Unas semanas antes de retirarme, cuando la burbuja en la que había vivido estaba a punto de pinchar…me sentí muy solo.
Un tiempo después, días antes de la muerte de mi padre, durante unos segundos sentí que el techo caía sobre mi y me aplastaba.
Nunca había vuelto a tener esa sensación tan jodida hasta que escuche aquella frase.
Habrá momentos de esos que sientes que el techo de tu habitación cae a trozos sobre tu cabeza y te aplasta. Te asfixia.
Todos hemos estado ahí en algún momento.


Y jamás saldrás ileso.


Y eso es bueno.
La cosa es que estar ahí…te da una ventaja.

Una competitiva.

La ventaja de la «taza japonesa» que cuándo cae y se fragmenta los trozos son reparados, y la profundidad de las grietas selladas con oro.
La taza, esa taza «rota» incrementa su valor (si es que los japos son mú listos).


¿Hay algo más poderoso que después de una caída acumular + valor?.

Graba esto en tu cabeza.


Aquí, detrás de estas líneas hay un niño herido que durante mucho tiempo evito esas caídas.
Niño herido que sostiene «el avatar» ese que roba la mayor parte de tu energía.
Yo se como cargármelo (el avatar, no el niño).

Es aquí debajo.

Dentro tengo un manual chiquitito (pdf) que te lo lees en una tarde y será tu bastión de mentalidad para regresar en tus momentos + críticos.

«Los 26 ángulos psicológicos que te hacen un referente en mentalidad».

Donde descubres;

1. No buscar ser demasiado perfecto, esto proyecta miedo.

2. Utilizar las objeciones a tu favor.

3. Hacer buenas preguntas.

 

Si lo quieres es abajo.

Apúntate para generar más negocio con esa mentalidad que te hace ser imparable en mitad de un desierto.

 

[et_bloom_inline optin_id=»optin_1″]

[et_bloom_inline optin_id=»optin_1″]